Un relato al día: antropoformismo rimbombante de un autor presuntuoso

Sí, estrambótico el título de esta entrada.

Como sabrán, la reactivación del blog está programada para la primera semana de septiembre, aunque esta semana me adelante y escribí sobre la novela Ready One Player, por lo que desde hoy hasta entonces publicaré un relato diario.


Algunos relatos son lo bastante cortos como para ser publicados en una entrada mientras que en otros será necesario un enlace.

¿Si escribiré un relato al día? No, iré subiendo los relatos con los cuales me han galardonado. El listado lo encuentran en la página Sobre mí. Cada relato irá acompañado de una breve anécdota. 

Empezaré con un relato bastante interesante llamado Antropomorfismo rimbombante de un autor presuntuoso.

Esta historia alcanzó el tercer lugar del I Concurso Microrrelatos de Sttorybox y en un principio no me agradó en nada. Recuerdo que lo publiqué en un foro antes de presentarlo en el concurso pero solo recibí rechazos y burlas. Alguien manifestó que era rimbombante y otro dijo que era un autor presuntuoso. 

Esas críticas dieron forma al título del relato. No es muy bueno pero para gustos.

Si les interesa, Sttorybox es una plataforma para escritores de la que hablé hace mucho tiempo en esta entrada. Muchos de mis relatos publicados aquí, como Cada demonio con su coco, Doble vida y Bitácora de un selenita en la tierra, fueron presentados en esa comunidad.

Sin más, he aquí el relato del día de hoy:

Antropoformismo rimbombante de un autor presuntuoso.

La primavera, justo cuando el solsticio despuntaba y anunciaba la entrada en vigencia de la nueva estación, se declaró enemiga acérrima del soso invierno y del sicalíptico verano. Trastornada por aires de inmodestia tras su perpetuo uso literario como flor de vida y renovación, encalló en una megalomanía sociópata que la impulsó a darles vil muerte. Sin remordimiento, totalmente valeverguista. 

Otoño, tan ocre, tan maduro, tan cobarde, tan ensimismado en la tibieza de su posición privilegiada y abnegado en el papel de soplar y barrer hojas avellanas, se ovilló en un estado de patetismo y esquizofrenia, propio de quienes temen a la muerte, para finalmente convertirse en un recuerdo, una palabra de libro meteorológico. 

Lo que ni invierno, verano y otoño comprendieron fue que primavera, al igual que ellos, fue una víctima, una consecuencia de la manipulación omnipotente del hombre, el verdadero asesino y autor de aquella catástrofe llamada contaminación.

Fin.

¿Qué les pareció? Mañana publicaré uno de mis relatos finalistas durante la época en que me decanté por el realismo mágico.

¿Qué les pareció el relato? ¿Conocían Sttorybox? ¿Qué opinan de que publique un relato al día?

1 comentario:

  1. Bueno... no me gustó el relato. Te soy sincero, Piper. Mira que ni lo entendí XD. Pero bueno, tal vez con una segunda relectura (que no sea casi a las doce de la noche, que barbaridad) pueda comprender algo... o no, y me reiré de mi falta de comprensión mientras busco un diccionario.

    ResponderEliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics