El escritor sensible y ofendido

Desde que el blog centró sus artículos en temas de diversidad e inclusión y comencé a hablar de los lectores de sensibilidad, a menudo leo comentarios relacionados con la censura y con el ataque a la creatividad. Pobrecitos los ofendiditos. Hasta demagogo me han llamado. Ya quisiera ser así de persuasivo.

Dibujo de Hulk enojado en fondo verde con la frase ¡Nadie me dice cómo o de qué escribir! ¡Soy un artista!

No te enojes, querido colega. Te lo resumo de la manera más concisa posible con los tres "nadie": 

A nadie se le obliga a escribir de lo que no quiere. 

A nadie se le prohíbe escribir del tema que quiere. 

Nadie puede obligar a otro a escribir de un asunto si no le da la gana.

Es simple. Si no quieres escribir historias inclusivas no lo hagas ni te molestes porque Piper o cualquier otro lo recuerden una y otra vez. Páginas como Antro Narrativo existen para hacer más fácil el proceso a aquellos que se deciden por escribir con diversidad. Sin embargo, están los escritores que deciden hacerlo de forma forzosa. No porque hayan tomado conciencia de la importancia de la representación en los medios o porque entiendan que hemos sido invisibilizados durante décadas. No, lo hacen forzado. Porque es lo que está de moda, se sienten atacados por lo políticamente correcto o porque sus editores/lectores beta se lo sugirieron.


¿Y qué pasa con eso, Piper? ¿No se supone que lo importante es que estén ahí los negros, latinos y cuanta etnia existe?

Ya cállate, escritor cursivo. Ten presente que cuando te obligan a hacer algo que no quieres lo haces de mala gana y hasta con rencor, pues no inviertes esfuerzo real. El sentimiento no deseado se lee en cada palabra, se respira hasta al leer un diálogo. Créeme, las personas marginadas no queremos vernos representados por escritores que no nos quieren allí. Entonces, y para concluir, NO LO HAGAS (perdón por las mayúsculas). No incluyas diversidad pero basta ya de estigmatizar a los que la promovemos.


Pero es que siempre estás diciendo que no escriba sobre esto, que escriba sobre aquello, que es ofensivo esto, que a la gente no le gusta esto otro. ¿Eso no es censurar? 

Existe la idea errónea de que escribir con diversidad restringe la creatividad. Lo entiendo y es normal pensar así, pues en mis artículos tiendo a recalcar puntos que no se deben hacer o que están mal. No obstante, si lo piensas mejor casi todas las listas tienen un eje denominador: los estereotipos.

Los estereotipos nunca, repito, nunca serán buenos. Ni siquiera los llamados estereotipos positivos. Cuando un autor escribe ve a sus personajes a través de una lente preconcebida plagada de prejuicios, luego sus lectores cultivan estas ideas gracias a estos estereotipos y nos encontramos frente a un circulo vicioso. Y te lo juro, los estereotipos matan

Las representaciones estereotipadas y los roles limitados para los personajes negros son interiorizados por la sociedad, lo que lleva a la falta de empatía hacia esta minoría y la aplicación de estereotipos en tiempo real. Ejemplo, muchas personas asumen que por ser negro debo ser rapero o pobre. ¿De dónde fortalecen estas ideas? De las pelis, series y novelas, por supuesto.

Por otro lado, como persona negra, lo último que quiero es seguir viéndome mal representado en un libro (ya bastante tengo con apenas aparecer en la tele). Así que, de nuevo, si te vas a sentir ofendidito porque exigimos respeto y vas a escribir molesto, NO LO HAGAS. No incluyas diversidad pero basta ya de satanizar a los que la promovemos.

Ser tratado como un estereotipo disminuye nuestra calidad de vida. Experimentar el racismo y las microagresiones diarias tiene un efecto psicológico: de inseguridad, depresión y hasta provocan trastorno de estrés postraumático (del que hablaré en otra entrada). Es terrible.


Lo siento, no voy a cambiar mi historia ni mis personajes para darle gusto a otro. L-O S-I-E-N-T-O.

Nunca he dicho que un personaje negro deba ser perfecto o que los escritores tienen que ceder a los gustos de cada quien. Simplemente haz personajes de color que vayan más allá de los estereotipos. Personajes que son mejores amigos sin ser felpudos y de relleno. Personajes que tengan cualidades, defectos, que sufran y que actúen de x manera por ser humanos y no por ser negros. ¿Es muy difícil comprenderlo? Si de todas formas tu ego no te lo permite, NO LO HAGAS. No incluyas diversidad y deja de atacarnos y ridiculizarnos.


¿Debo investigar para que nadie se sienta ofendido? Hasta dónde hemos llegado.

Lo ilustraré. Si estás escribiendo sobre el levantamiento de un cadáver y tienes a un personaje forense o lo que sea:

  • Investigarás sobre el tema. Leerás libros y hablarás con profesionales.
  • Si alguien te aclara que el procedimiento ante un cuerpo está mal o que el personaje forense realiza un procedimiento erróneo, con seguridad tomarás nota y lo tendrás en cuenta. Y agradecerás.
Sucede lo mismo con los personajes negros y aquellos pertenecientes a grupos con los que no te sientes identificado o familiarizado. Investiga. Aunque no hallarás todo desmenuzado en un libro ni en una guía, muchas personas suben videos y crean artículos explicando sobre las representaciones que deberían evitarse y por qué (puedo apostar que pocas veces encontrarás una opinión sin una explicación).

Pero tranquilo, si no quieres desgastarte investigando sobre negros, NO LO HAGAS. No incluyas diversidad y bloquéanos si no quieres oír más de nuestra basura.


Yo lo haré cuando yo quiera, de acuerdo a la historia y según mis necesidades

Sean cuales sean tus razones, siéntete libre, solo recuerda que estamos ahí afuera, relacionándonos con tu familia, que mi hijo asiste a clases con el tuyo y que el mundo es diverso, solo que los medios se han encargado de invisibilizarnos. 

Ten presente que si ni siquiera lo intentas no vas a saber si eres capaz. El primer paso es aceptarlo: los lectores de sensibilidad no somos censuradores y la diversidad no es obligación. 

Traigo a colación lo que escribió un tal Fenrir en su blog, que no pienso enlazar para no darle tráfico (así soy yo):

Pero, en el caso hipotético de que uno de esos “lectores de sensibilidad” quisiera corregirme alguno de mis libros en algún futuro más o menos lejano, ya le puedo decir, desde este mismo instante, que le agradezco enormemente su interés, pero que, en mis novelas y relatos, seguiré matando negros, sudamericanos, musulmanes, judíos, homosexuales, chinos, rusos, japoneses, extraterrestres, y cualquier otro grupo mayoritario o minoritario cuándo, cómo, y de la forma que me apetezca. Destrozaré a las minorías, y las pasaré por la trituradora en mis libros siempre que lo estime oportuno. Seguiré siendo antisocial, seguiré siendo un dictador sin escrúpulos, y seguiré sin tener cuidado con las minorías, y no controlaré mis textos y mis comentarios racistas y xenófobos.


Dibujo de un koala enojado mostrando la palma de la mano con una leyenda que dice: SABES QUÉ HAZ LO QUE QUIERAS

Para terminar, si tienes el intelecto y la creatividad demasiada fina como para esforzarte en ser empático y en respetar la diversidad, no lo hagas o hazle caso al meme y al tal Fenrir. Al fin y al cabo, aquí lo importante es demostrar que ser escritor significa estar por encima del bien y del mal y que ofenderse es un derecho reservado para algunos, los de la mayoría.

4 comentarios:

  1. ¡Cuánta razón tienes, Piper! La verdad es que se me hace difícil entender que hayas recibido comentarios como los que expones en la entrada. Y mucho más viniendo de escritores, o seudo-escritores diría yo. Como dices, que cada uno escriba lo que quiera o lo que la inspiración tenga a bien ofrecerle. En mi caso, la etnia de los personajes nunca ha sido algo en lo que haya realizado especial mención. En ocasiones, sobre todo en relatos, apenas esbozo características físicas y dejo que cada cual le ponga cara y ojos. Pero tus artículos me encantan y aprendo muchísimo de ellos, el enfoque de tu blog es especializado y, por tanto, una joya. Así que sigue compartiendo tus conocimientos y que cada cual recoja lo que le sirva para su narrativa... y de paso dejen vivir a los demás. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David. Muchas gracias, y sí, he recibido muchos ataques desde que publico este tipo de artículos. Pero el apoyo de amigos como tú me invita a continuar y no rendirme. Muchas gracias.

      Eliminar
  2. Hola.
    Principalmente, no puedo creer que todavía hay gente que escriba basándose en estereotipos fuera de moda y altamente desciminatorios. Aunque hoy en día hay cada escritor...
    La verdad, creo que es tienes la verdad: Nadie te obliga a escribir y, si no sabes o no quieres escribir sobre un tema, NO LO HAGAS.
    En total acuerdo contigo.
    Es magnífico tu blog y laanera que escribes realmente me facina. Muchas Felicitaciones !!! Saludos y sigue escribiendo así por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Muchas gracias por tu comentario. Es un aliciente en estos caóticos días. Y es la verdad, cada quién es libre de escribir lo que quiera y cómo quiera, sin presiones ni obligaciones. En mi blog solo doy consejos a los que buscan diversidad. Besos y abrazos.

      Eliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics