7 tropos de violación usados como argumentos en nuestras historias

Sí, los defensores de lo políticamente correcto atacan de nuevo y ahora van detrás de las violaciones. A Piper le ha dado por satanizar a las útiles e inocentes violaciones, esas que vuelven interesante a los personajes, les ayudan a desarrollarse y aportan en la trama de nuestras historias. ¡Pero si es ficción!



Me disculpo, bromear sobre un asunto tan serio como es la violación no me hace sentir bien, pero quería aprovechar la introducción de este artículo para demostrar la forma tan banalizada como se aborda el asunto en la literatura y la televisión. Por cierto, pido disculpas por mi abandono del blog. Empecé 2020 mal.

Advierto también que el tema de este artículo es un poco fuerte, en especial para las personas que han sufrido de este flagelo y que Rocío Vega ya lo había abordado en un excelente artículo.

Sé que muchos escritores o lectores dirán que la violación es un acto de extrema crueldad, por lo que su uso ayudará a moldear la villanía del personaje masculino y demostrará la capacidad para salir adelante y sobreponerse de la mujer vulnerada, como sucedió con Sansa Stark. No obstante, me pregunto por qué en los personajes masculinos es posible crear conflicto usando otros eventos (nadie viola a Eddar Stark, ni a Jaime Lannister ni al buenito de Jon Snow, pero sus tramas se desarrollan de forma satisfactoria y creíble), mientras que en los personajes femeninos parece ser la única y más factible solución. No significa que los guionistas o escritores lo hagan de manera intencional, consciente o que odien a las mujeres, no faltaba más, pero es sorprendente el número de casos que te encuentras en los medios.

¿Necesitas una razón para que tu personaje femenino busque venganza? Asalto sexual ¿Algún motivo por el que ella sea tan fría, masculina, distante o agresiva? No te quemes el coco, tienes el asalto sexual a la vuelta de la esquina.

¿Y qué sucede con los personajes masculinos? ¿Necesitamos ese tipo de mala experiencia para que se sientan motivados? No, en algunos basta algo tan simple como el amor, los problemas paternos, el abandono o la traición. 

Antes de continuar aclaro que no estoy crucificando a los escritores que abordan la violación en sus historias ni estoy censurando este tema, para nada, cada quien puede escribir lo que le de la regalada gana. A lo que me refiero es que, desde mi humilde opinión, no se debería introducir la violación de un personaje femenino como algo trivial que sucedió una tarde, empoderó a nuestra chica y listo, ya tenemos su pasado trágico. ¡Que grandes escritores somos!

Lo ilustraré con dos personajes, Kiddo de Kill Bill y Sansa Stark de Juego de Tronos: 

Kill Bill. Escena 1, Beatrix Kiddo es violada en estado de coma. ¿Cuantas veces habrá sido vendida por el enfermero Buck para satisfacer la lujuria de sus clientes? No lo sabemos. Escena 2, Beatrix Kiddo despierta del coma y asesina a sus violadores. Huye en la camioneta del violador. Ha regresado a cobrar venganza y sabemos lo que le espera a Bill y su pandilla. Me abstengo de subir el video pero lo pueden encontrar en Youtube.

¿Cuál es el objetivo incluir la violación? Supongo que dejarnos claro que ella posee una capacidad de superación superior, pues la película no aborda ningún efecto psicológico posterior a la agresión sexual. A lo que me refiero es que el hecho de que Kiddo haya sido violada no aporta nada en el arco narrativo de "Kill Bill" ni le otorga al personaje alguna profundidad emocional que pueda reflejar las experiencias de víctimas reales de violencia sexual.

Con seguridad estás pensando "pero Piper, si estamos hablando de Tarantino, es violencia gratuita". Está bien,  puede que tengas razón, continuemos con el segundo ejemplo.

Juego de Tronos. Escena 1, Sansa Stark y Ramsay Bolton entran a sus aposentos de recién casados acompañados del fiel Theon Greyjoy. Escena 2, Ramsay viola a Sansa y sus gritos sirven como banda sonora para la toma de Theon, que observa sin poder intervenir.

El episodio parecía usar la violación para mostrar la sensación de emasculación de un personaje masculino, lo que subraya el hecho de que Theon fue literalmente castrado en la serie, en lugar de expresar la experiencia de la víctima con algún matiz. La violación de Sansa no se trata de ella, ni se trata de agresión sexual; se utiliza para ilustrar una crisis de masculinidad. El video lo pueden encontrar en cualquier lado.

Ahora vas a decir "pero si es históricamente correcto, en la edad media violaban a las mujeres". ¿Sabes qué pienso de tu conocimiento de historia medieval? Nada, no pienso nada.



Querido escritor, no soy psicólogo ni poseo estadísticas, pero superar este tipo de traumas no ocurre de la noche a la mañana, como en las películas, con solo un cambio de escena. Tampoco las víctimas emergen en un pestañeo como el ave fénix, más fuertes y empoderadas. Lucy Tiven habla del asunto: "la agresión sexual no es un obstáculo por el que tienes que pasar para convertirte en "quien realmente eres", es un crimen violento". No, no le haces un favor a las mujeres mostrando la superficialidad del asunto.

El estrés postraumático en la ciencia ficción y la fantasía.

Si hasta el momento no crees o supones que le estamos dando demasiada importancia a lo que sigues considerando mera ficción, te invito a documentarte (sí, así como te documentas sobre las vasijas de barro usadas en la edad media, cuando Lord Cobijas perdió la cabeza) usando páginas serias como RAINN, en la que encontrarás estadísticas reales, historias de superación reales y datos sobre abusos sexual infantil. Te dejo un enlace a los efectos reales de la violencia sexual.

Pero como este artículo no solo se trata de enfocar los diferentes problemas que rodean este asunto, vamos a analizar los principales tropos usados en la ficción.


La violación como un cumplido

Hace un tiempo hablé del tema en este hilo de Twitter. Nuestro personaje femenino protagonista despierta en la cama de su príncipe azul y por un momento llega a pensar que si el no la tocó mientras dormía es porque, quizás, no la considere atractiva. Sí, queridos míos. ¿Consentimiento? Qué va, aquí lo que importa es enviar un mensaje erróneo y peligroso a todas esas chiquillas (y no tan chiquillas) que idealizan este tipo de historias románticas. 

El consentimiento requiere ser informado. Un hombre que toca a una mujer dormida, ebria o en un estado que se considere vulnerable es un violador, independiente de que sea el protagonista de nuestra historia y queramos venderlo como un tipo buenaza. 


La violación como la historia secreta de una mujer

Vuelve y juega, para este tipo de escritores no hay nada más oscuro e interesante en el pasado de su personaje femenino que el haber sido violada. Me imagino la escena: sentados con una coca cola caliente mientras escriben algo así "fue violada pero salió adelante con valentía, demostrando que a pesar de todas las dificultades es posible alcanzar el poder. Un ejemplo de mujer. Su violación fue solo un obstáculo, un peldaño en su ascenso y la experiencia que la convirtió en lo que es hoy en día". Sí, estoy pensando en ti, querido George R.R Martin.

Ninguna mujer necesita ni requiere ser violada para demostrar su valía.

La violación como arco del villano arrepentido

Los arcos en los que un hombre viola o intenta violar a una mujer y luego se siente lo suficientemente triste como para convertirse en una mejor persona tienen un problema grave: priorizan al violador sobre la víctima. 

Se enfoca en los sentimientos del abusador y en cómo la violación lo afecta a él. En muchas ocasiones, completar este arco requiere que la sobreviviente lo perdone. Esto significa que la víctima no recibe justicia; sus sentimientos y necesidades se hacen a un lado. No quiere decir que perdonar esté mal, es solo que todo se trabaja desde la perspectiva del perpetrador. Él es el que importa y eso está muy mal.

La violación como consentimiento retroactivo

Vamos, viejo, no hay mejor escena que esa en la que después de que ella dice que no un millón de veces, si él sigue adelante e ignora lo que quiere, eventualmente ella va a decir: "Oh sí, yo quería".

Kate Harding, narradora feminista (ella se define así), llama a esta situación el mito del consentimiento retroactivo, en el cual los escritores asumen que sus personajes femeninos cambian de rumbo a mitad de camino cuando están siendo violadas, por lo que al final "es consensuado". Lo vimos en Juego de Tronos, en la escena entre Jaime y Cersei Lannister.

Lo siento, queridos escritores, "no, significa no".


Sí, todo por el desarrollo del personaje

La violación como amenaza en un mundo peligroso

En este punto creo que mi novela La chica sin nombre (por cierto, si no la has leído qué estás esperando) pasa raspando (y no digo más para no destripar). Ocurre mucho en los mundos apocalípticos, históricos y de fantasía y tiene que ver con la obligatoriedad autoimpuesta de que la historia no es realista si no hay violaciones. Los autores consideran que violar a sus mujeres hace su trabajo más historicamente preciso. Es pan de cada día en las novelas medievales, pues en esa época abrías la puerta de tu casa, cruzabas la calle, veías una chica que te gustaba, la llevabas al granero a las malas y listo (sí, te hablo a ti, George Martín). También es frecuente en aquellos libros que abordan la vida luego de una epidemia o catástrofe. La sociedad ha colapsado y hay que violar. Punto.

Poner la violación en una historia para hacer que el mundo sea peligroso, y defender esa práctica como la única opción realista, comunica que la violación es una parte inevitable de la existencia humana, no una elección específica hecha por una persona que podría haber elegido lo contrario.

La violación como ejemplo del hombre perfecto

Ya hablé del villano arrepentido, ese que violó pero ahora es buenaza. Ahora hablaré de su contraparte: el no violador. Sí, existe este misterioso ser humano al que le debemos las gracias. Si tienes a alguien lo extremadamente malo debes incluir al extremadamente bueno. Me explico con un par de escenas:

Chica a punto de ser violada pero aparece nuestro hombre y la salva. No digo que esté mal, no faltaba más, creo que si fuera testigo de una situación así no quedaría de brazos cruzados. A lo que voy es que la violación solo tiene un propósito: hacer que nuestro pj parezca un virtuoso al lado del violador.

En ocasiones no es ni necesario incluir al violador. Una mujer ofrece sexo mientras está bajo la influencia de la magia y, por lo tanto, no puede consentir, y un protagonista masculino muestra su virtud al elegir no violarla. ¡Qué tipazo! ¡Quién fuera él para tomar tan excelsa decisión!

Queridos míos, debe darse por sentado que un héroe masculino no violará a alguien; no merecen felicitaciones por negarse a hacerlo ni exaltaciones en tu historia.

La violación como una puerta al amor

Ilustremos. Un chico usa una máscara de Darth Vader y se hace pasar por el novio de una chica para tener relaciones sexuales. Luego se quita la máscara, la chica se da cuenta de que fue engañada pero en vez de horrorizarse suelta algo como “Dios, fuiste maravilloso. ¿Todos los nerds son tan buenos como tú? ”. Ja, ja, ja, ja. Todos risas. Al final el chico violador se queda con la chica, después de todo, lo que importa es lo bueno que fue en la cama y no el engañarla.

Tendrás que estar muy borracha para no darte
cuenta de que no soy tu fornido novio

Ya sabes de qué hablo. De La venganza de los Nerds, aquella película que nos soltó risas pero que hoy cuando la vemos de nuevo notamos lo tóxica que resulta. Bueno, no vine a criticar la película, hablemos de la violación por engaño. Incluir este tipo de actos como algo banal y hasta gracioso es degradante pues, como ocurre en todos los ejemplos que he analizado, hacen a un lado las consecuencias de la violación. 

Estoy seguro de que cualquier mujer reaccionaría de otra manera ante esto. Lo curioso es que muchos, hoy en día, defienden la escena y pelean porque no la consideran violación. Ya se imaginarán los alcances de estos inocentes defensores.

Para terminar, y eso que podría alargarme con algunos aspectos como la raza, creo que si se va a incluir una violación en una historia, siquiera el autor debe sentarse a analizar a fondo las diferentes formas en que se puede incurrir en este acto, las consecuencias físicas y mentales de la víctima, informarse como lo haría normalmente cuando va a escribir sobre cualquier otra cosa y, quizás lo más importante, analizar si  en verdad esa escena es necesaria para la historia. ¡No romanticemos las violaciones!

No siendo más me despido no sin antes preguntarte si alguna vez has incluido o al menos has hecho mención de algún tipo de abuso en tus historias y cómo te fue con la experiencia. 

Muchas gracias por acompañarme en este nuevo año, bendiciones, éxitos y alegrías en sus vidas.

1 comentario:

  1. Muy interesante este artículo, llegué a él por casualidad buscando literatura sobre cómo abordar ciertos tropos en la escritura de una novela.
    Aunque estoy de acuerdo con muchas de las cosas que comentas, también creo que hay novelas que recrean situaciones históricas, incluso con tintes fantásticos, donde la violencia está a la orden del día y la sexual también es un tipo de violencia. Por desgracia, las mujeres estamos expuestas a las agresiones sexuales en toda época y momento y se me antoja un poco extraño leer una novela donde todo es guerra, muerte y destrucción, capturan a tu protagonista femenina y la tratan como si no fuese una mujer capturada. Es falso, porque en la realidad la violencia sexual se usa como arma contra las mujeres, y también contra los grupos a los que pertenecen. Narrarla o introducirla en una trama no la justifica ni la romantiza si se hace como es debido, y comparto que se ha abusado de ello mucho, pero en ocasiones la propia historia lo exige. Con el tema de Sansa discrepo también, porque Martin no tiene nada que ver. En sus libros jamás la violan, como tampoco Jaime viola a Cersei. Eso fue cosa de los guionistas. A día de hoy, en SOIAF, Sansa sigue siendo virgen y el único que violó a Cersei fue Robert. Pero está claro que por desgracia la escena violación genera morbo y vende, aunque se cargue la evolución de un personaje sin sentido alguno.
    En definitiva, yo no estoy en contra de que haya violaciones en la trama, como no lo estoy de que haya asesinatos, torturas o cualquier cosa que tenga un sentido, siempre que se trate con rigor y no, como bien dices, como un obstáculo que tiene que pasar toda mujer para hacerse fuerte.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics